​Soy de esas personas a las que, pese a fascinarle los aeropuertos (y haber trabajado en el Prat durante mucho tiempo), intento pasar el menor tiempo posible allí cuando viajo. Eso explica que no facture maleta y que siempre apure para llegar, especialmente si salimos desde Barcelona. Pero esta vez, de camino a nuestro #BaliLoCuraTodo y aprovechando que es un internacional, hemos respetado eso de  estar en el aeropuerto 2 horas antes de la salida del vuelo, lo que se traduce en una larga espera en la zona no-schengen, en la que prácticamente no hay nada (y aunque lo hubiera, tampoco somos de tiendas)

Nuevo en Barcelona

El pasado diciembre la empresa india Heaven on Earth apostó por el aeropuerto de Barcelona – el Prat para entrar en territorio español, y lo hizo a lo grande, abriendo 3 zonas de masaje express, 2 en la T1 y una en la T2, con un objetivo muy claro: convertir ese rato muerto en un momento 100% hedonista 😜

ADIOS ESTRES

Nos invitaron a probar sus terapias y no pudimos decir que no, teniendo en cuenta que nunca antes hubieramos pensado darnos un masaje en un aeropuerto, una zona completamente de paso para nosotros.

La verdad es que viajar, aunque nos apasione, puede suponer un estrés en algunos casos (especialmente si eres frikieplanner como yo, que me leo un par de guías del destino, colecciono links y pinto mapas. ¡Qué le vamos a hacer!): hacer maletas, llegar al aeropuerto, llevar toda la documentación (niñaaaaaaaaaaaaa has cogido el pasaporte????!!!), vacunas, visados… Si las vacaciones son para relajarnos,  ¿por qué no dejar que el relax empiece justo después de pasar el filtro de seguridad?
En este caso, ambos salíamos directamente del trabajo, pasábamos por casa a hacer el último check y coger las mochilas y hacia el aeropuerto, por lo que no me vino nada mal esta media horita de desconexión (al residente esto de que lo manoseen, como que no…¡Él se lo pierde!)

LA ZONA DE MASAJE

En la zona no-schengen, no es nada difícil encontrar la cabina de Heaven On Earth, con un mostrador en el exterior y un espacio aislado con las sillas de masaje. Aunque la lista de tratamientos que ofrecen no es demasiado larga, todos tienen muy buena pinta, incluído el masaje de espalda y cuello que tanta falta nos hace a muchos de nosotros por la mala postura que cogemos al estar tantas horas delante del pc.
Las chicas me recomiendan que escoja la reflexología, una técnica oriental de masaje en los pies en la que mediante la aplicación de presión con los dedos en las diferentes zonas del pie y la pierna, calman los dolores que pueden haber en todo el cuerpo, pues este se refleja en los pies👣
Mi terapeuta se presenta con un Namasté y pasamos al cubículo con parquet y pintado con tonos cálidos, dónde suena música relajante. Lástima que no esté cerrado en el techo, pues todavía oímos la megafonía del aeropuerto 😁😁y la gente que corre para no perder su vuelo, por lo demás es un espacio que invita totalmente a la relajación.
Me pide que me descalce, me ponga cómoda en una butaca y empieza a aplicar cremas en mi pie derecho, para luego proceder con la presión puntual, que en algunos casos puede doler: recomiendo no obsesionarse con la teoria del reflejo, porque sino deberíamos salir corriendo en busca de un médico para que nos diagnostique en lugar de coger nuestro vuelo hacia nuestras tan ansiadas vacaciones 😉  De igual forma, mejor que elijas otro masaje en vez de la reflexología si eres muy propenso a las cosquillas (a menos que te mole el masoquismo😉)
Trascurridos 30 minutos en los que casi me duermo de gusto, me ofrecen té verde o agua.

RECOMIENDO?

Yo, que al contrario que el residente soy bastante fan de los masajes sí, pues el servicio es bueno y los precios no muy diferentes de los que puedes encontrar en ciudad. Reconozco que no lo habría probado en otras circumstancias, pero básicamente porque siempre vamos directos a la puerta de embarque con nuestra mochila😅.

Es una muy buena opción si vas con tiempo al aeropuerto, tienes un retraso en tu vuelo (recuerda que tienes que tener tarjeta de embarque y pasar el control de seguridad) o simplemente quieres darte un capricho porque tú lo vales😁 Desde luego mejor que comprar toblerones en el duty free que luego no sabes ni qué hacer con ellos😓

Si te animas, simplemente acércate a uno de los mostradores que tienen tanto en t1 como t2 del Prat de Barcelona y elige masaje y duración. Sobretodo calcula a qué hora embarca tu vuelo y localiza la puerta antes de entrar, no sea que tanto relax no sirva de nada si luego tienes que marcarte un Usain Bolt 🏃🏃hasta tu avión😂

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

Una Respuesta

  1. AETC Cádiz

    Nos encanta vuestro blog!! y estamos totalmente de acuerdo con vosotros “viajar lo cura todo”: cura la intolerancia, los prejuicios, la ansiedad…
    Quisiéramos proponeros otro remedio casero contra el estrés de la vida diaria: Disfrutar en silencio de una puesta de sol en la playa de la Caleta sentado sobre la arena templada. Eso es mano de santo para el espíritu :))

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.