Da igual cuál sea tu nivel de forma física (el nuestro es bastante meh, algo que ya sabíamos antes de venir a Eslovenia pero que la semana de estancia en este país nos ha confirmado), para un esloveno siempre serás algo similar a Homer Simpson, igual que sucede con tu inglés nivel medio.

Seguro que así nos ven los eslovenos, imagen de www.deia.com

Seguro que así nos ven los eslovenos, imagen de www.deia.com

Una de las cosas que aprendimos en Eslovenia es que no es país para vagos.

Hemos podido comprobar que les encantan los deportes que estén relacionados con la naturaleza, algo que no es de extrañar en un país dominado por bosques y montañas, en los que salir a correr es toda una delicia. Creemos que los deportes de equipo no son lo suyo (pocos campos de futbol vimos en los pueblos), pero aquí cualquiera es campeón de esquí, de tiro al arco o de running.

Varios son los campeones que han salido de este país en diferentes disciplinas y los eslovenos están orgullosos de ello. Posiblemente no sepas quién es Tina Maze, pero en su pueblo esta campeona olímpica de esquí tiene hasta una estatua y es una de las personalidades más famosas del país.

No nos sorprende, pues el país en general es la mejor pista de entreno de todo aquello que acaba en ing: trekking, mountain biking, kayaking, rafting, running  y una larga lista que nos hace sudar solo de pensar en ella. Aire puro, desniveles y paisajes de infarto, ¿acaso tiene esto tu gimnasio? Mientras unos corren como cabras (y con ellas) por la montaña, otros nos tenemos que conformar con buscar un pequeño rincón libre de humos o correr mirando un televisor en un triste gimnasio. Sí, para mí los gimnasios son tristes y aburridos, ya dicen que en casa del herrero cuchara de palo.

Así que tómate en serio la excursión si un esloveno te dice que “será un paseo”, de lo contrario acabarás sudando y con la lengua fuera.

Durante la semana que estuvimos en el país hicimos:

  • Ciclismo y kayak por el interior de una mina de zinc
  • Descenso BTT en las single trails de Jamnica, nada mal para ser nuestra primera actividad del viaje. ¿Y qué es un single trail? Pues un camino estrecho por el que apenas pasan las ruedas de la bici, pero os lo cuento más abajo
  • Cicloturismo recorriendo la preciosa Panoramic road
  • Barranquismo
  • Trekking a la cascada Rimka, la segunda más alta del país. ¡Y suerte que aquí dejamos el coche a unos escasos 10 minutos en subida de la base de la cascada!
  • Excursión a Velika Planina
  • Glamping, uy no, esto no va aquí, es que como acaba en ing me he liado…

Persiguiendo sueños en bicicleta

Underground biking

Realmente se trata de un actividad muy singular, pues consiste en recorrer en bicicleta de montaña el interior de Podzemlje Pece, una mina de Zinc de Pece, que fue clausurada hace años pero reinventada, sin ver más allá de lo que alumbra la luz del casco. El recorrido es prácticamente plano y da bastante subidón eso de pedalear sin ver nada a tu alrededor durante 5km (sobre unos 800km en total),a una temperatura constante de 10ºC.. No lo recomendamos a gente con claustrofobia. Al final del túnel nos espera una bajada de 2km entre bosques.

El coste es a partir de 25€ por persona (en todo momento viene un guía contigo), que disminuye cuantas más personas seáis en el grupo. Es necesario reservar.

Downhill por singletrails

Bikepark Jamnica: BTT en estado puro.

Este negocio va vinculado a la familia de Dušan Štrucl – Dixi y a la persecución de un sueño. Desde 1995 regentan la primera ecogranja ciclista del país, y la que se encarga de repartir y certificar las “ruedas”, el equivalente a las estrellas. Nos explicaron que eran soñadores, pues apostaron por dejar su trabajo y centrarse en el mundo del BTT, tanto en guiar salidas como en gestionar un hotel por y para ciclistas, con 20 camas, aquello que realmente les hacía felices. Así es como compraron la ecogranja Koros, situada en lo alto de la colina, y empezaron a trabajar manualmente el terreno para crear los singletrails de Jamnica, que se convertirían en un referente estatal en el mundo del BTT y el enduro, con más de 30km de trialeras por las que los más atrevidos (e inconscientes) bajan a toda velocidad. Dicen que quién tuvo, retuvo, aunque para mi eso no es tan claro, pues algunos senderos por los que pasamos en bici imponían el respeto necesario para dejar de lado el ego, bajar de la bici y empujarla por sobre las raíces del camino. También ofrecen cursos básicos de MTB, por si te pica el gusanillo tras la primera bajada y quieres más.

Si después de recorrer este bike park te quedas con ganas, en la zona de la mina hay el flow trail más largo de Europa, el Flow Trail Pretzen, con unos 11km de descenso continuo por pistas peraltadas. Desde luego hay que tener algo de dominio de la bici si no queremos acabar con alguna que otra magulladura😅😅 Aquí os dejo un ejemplo, ¡que desde luego no hicimos nosotros!

Al tratarse de una granja ecológica, todos los productos son de proximidad y se intenta que los tours en bici tengan el mínimo impacto ambiental. Puedes llevar tu bici o alquilarla allí, al ser apasionados del mundo BTT y enduro te aseguro que tienen buenas bicicletas, preparadas para esto, desde 25€ al día. La noche con desayuno incluído en la granja son 30€.

Cicloturismo: un paseo por la Panoramic Road

Coronando el valle de Solčava transcurren los 15 km de pista de la Panoramic Road a más de 1000m de altura, pasando por granjas y teniendo que remontar alguna pendiente del 12%. Nosotros sacando el hígado y el guia tan pancho. Eso sí, es un sendero que merece mucho la pena por las vistas y porque va pasando por muchas de las granjas que ofrecen alojamiento. Por falta de tiempo nosotros lo empezamos prácticamente en la parte central, en la iglesia del espíritu santo en Potočka zijavka, rodeados por un paisaje que parecía totalmente sacado de un cuento. Uno de los encantos del camino son los dragones que adornan los diversos miradores, que corresponden a una bonita leyenda. Tras el rápido descenso por la ancha pista, volvemos a la carretera principal que nos deja la preciosa estampa a la derecha de Logarska Dolina,una de las postales del recorrido

Al agua

Kayak en la mina

Después del subidón de adrenalina al recorrer en bici la mina de Pece, es muy recomendable realizar también la actividad complementaria del underground kayak. Nosotros hemos remado en mar abierto,en ríos como el Ebro,pero nunca en una mina. Cuando en 1994 cesó la explotación,inundaron los niveles inferiores para mantener la estructura,creando unos lagos en su interior. Un tren minero (no apto para gente muy alta o claustrofóbica) nos lleva alinterior de la mina, para descender a pie los 95 empinados escalones (¡no veas lo que cuesta subirlos luego!) hasta el vestuario,donde nos dan neopreno de cuerpo entero, casco y botas. Aún y así,mejor llevar el bañador puesto. ¡¡Ojo porque es posible que las cámaras se mojen!!Y por si subir escaleras nos da hambre, la actividad finaliza con un festín de salami tradicional y queso en la zona dónde comían los mineros.

 

Barranquismo

Teniendo los Alpes tan cerca y siendo un país tan pequeño, es normal que los ríos sean poderosos.

Aunque ya había hecho barranquismo antes (y con un muy buen monitor),no hay dos barrancos iguales,pues en este caso los chicos de Adventure Valley nos llevaron por un barranco vertical. Y si es vertical significa que hay desnivel que hay que salvar con cuerda. Nada de saltos esta vez.

Dice el refrán que todo lo que sube baja. Resulta que para poder empezar a descender el cañón vertical tenemos que subir, con los neoprenos puestos, durante 30 minutos por un caminito resbaladizo en el bosque, en el que al final nos tenemos que ir parando cada dos pasos. Llegamos al comienzo del cañón sudados pero con muchas ganas de empezar. Se trata de un cañón vertical, lo que significa que lo descenderemos prácticamente dejándonos caer con la cuerda, como si fuera un tobogán. El neopreno nos protege del frío del agua, pero llevamos las manos al aire y se nota el fresquirri. Pse a todo, nos pegamos unas risas en cada cascada, porque algunos caemos con estilo o nos hacen el tsunami, consistente en frenar el agua durante un rato y dejarla caer cuando estoy bajando.

LA RECOMPENSA

Cada gota de sudor merece su recompensa, y de eso saben mucho los eslovenos. Su gastronomía es muy variada, y durante estos días hubo un plato que no falló, aparte del siempre presente plato de embutidos y la sopa. Éste es un pequeño homenaje al Struklji, un rollo de masa de requesón que tanto se puede rellenar con dulces como con carnes o verduras. En cada pueblo donde paramos nos servían una receta distinta, y ya casi esperábamos con ilusión saber de qué nos tocaría ese día.

Todas las actividades y la gastronomía se emmarcan dentro del blogtip  organizado por la oficina de Turismo de Eslovenia con la intención de dar a conocer los atractivos del país. Queremos agradecer a la oficina el haber contado con nosotros en este viaje y tratarnos tan bien, sin embargo, la opinión expresada aquí arriba está completamente basada en nuestra experiencia

 

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.