¿Qué viene antes, la enfermedad o el remedio? “Pues menuda pregunta más tonta, está claro que si no hay enfermedad, de nada sirve que haya remedio” ¿Y si os digo que antes viene el remedio?

A la mayoría de nosotros nos han inculcado desde pequeños que las vacaciones son el premio a todo un año de duro trabajo. ¡Qué tiempos aquellos que en la escuela nos daban 3 meses de verano para no tener que pensar en nada más que pasarlo bien! Son muchos los  que ahorran durante todo el año para poder disfrutar de una pequeña escapada en esos preciados días de vacaciones, generalmente reducidos a unos 20 en total. Porque así es como entendemos las vacaciones: una oportunidad para desconectar, para ir a sitios lejanos y olvidarse del mundo. En resumen: una cura para nuestro estrés cotidiano y un remedio para la rutina.

¿Pero qué pasa cuando volvemos? “Las vacaciones bien, pero cortas” es una de las frases más comunes. Es posible que en algunos casos, cuántos más aviones embarcamos, más km recorremos y más relaciones establecemos con gente de otras culturas, nos demos cuenta de que más necesitamos volverlo a hacer: volver a dejar atrás nuestra zona de confort y volver a sentirnos libres.

Existe un punto de no retorno en el que el tan ansiado remedio se vuelve a su vez locura y somos incapaces de dejar de pensar en viajar. Apenas acabamos de volver que ya tenemos en mente otra escapada, nos da igual dónde. El mundo es muy grande y tenemos ganas de descubrirlo por nuestros propios medios.

Remedio y locura al mismo tiempo. Nos han hecho creer que la comodidad se encuentra en los hoteles de cinco estrellas y que el único sitio seguro son los resorts. Nos han dicho que hay paises peligrosos sólo porque no son tan conocidos. Pero eso no nos quita las ganas de seguir descubriendo, sólo nos da más alas para pensar en cuál será nuestro siguiente destino.

Esta consulta es para todos aquellos a quién alguna vez les han llamado locos, para los que sabemos que por nuestras venas corre un virus pero que no nos queremos curar, todo lo contrario: que este virus siga haciendo de las suyas por nuestro cuerpo.

Aquí encontrarás:

  • Recetas para viajar barato (y por lo tanto, viajar más)
  • Tratamientos de choque
  • Visitas periódicas.

¿Te gustaría viajar más? ¿Tienes miedos? ¿Precisas de un diagnóstico?

¡Estoy aquí para ayudarte, así que pica a la puerta y pasa!

Mi equipo

Dicen que si quieres ir rápido, vayas solo; si quieres ir lejos, ve acompañado. Y esta consulta no sería posible sin los dos médicos que me acompañan: la eminencia Antonio  y el residente Marc.

emencia antonio

#Papimochilero en acción

Antonio es mi padre y por edad, la eminencia. Ha recorrido ya un largo camino, aunque es ahora cuando empieza a disfrutar de esta profesión.

 

El residente Marc, pese a llevar muchos años a sus espaldas, todavía tiene mucho por aprender, aunque se está especializando como hacedor de vídeos.

Ambos son el foco de mis vídeos y fotografías, así que ya los iréis viendo a menudo. Y mientras la dirección me lo permita, quiero seguir dando y recibiendo tratamientos junto a ellos, pues hacen que las guardias sean más divertidas y siempre haya algo que recordar.

 

 

Equipo profesional de esta consulta

Equipo profesional de esta consulta

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.