“Hola, mi nombre es Sara y sólo quiero viajar. Soy turista y fotógrafa, ¿es eso malo?” — Hola Sara, bienvenida, te queremos.

Como si de una charla de alcohólicos anónimos se tratara, así podría comenzar mi descripción. Dicen que el primer paso es reconocer la existencia de un problema. Pues bien, aquí va el mío: me encanta viajar. Yo le llamo vicio, pero creo que en el fondo es una enfermedad, por lo que casi podría clasificarme como paciente en lugar de doctora.

Todo empezó hace unos años, tampoco creais que muchos. En 2005 cogí mi primer vuelo, un puente aéreo a Madrid. Con mis padres habíamos hecho trozos de España, pero siempre en coche. Y me gustó tanto esa sensación justo antes de despegar que me enganché.

Quizás ese fue uno de los motivos por los que me matriculara en la carrera de Turismo, el poder viajar. ¡Qué desilusión! Aunque debo admitir que durante la carrera pude hacer varias escapadas y un par de Erasmus en Finlandia y Bélgica que no hicieron más que expandir el virus por mi cuerpo.

En 2007 descubrí dos conceptos que cambiarían totalmente mi forma de viajar: el couchsurfing y usar mochila en lugar de trolley. ¡Bendito momento!

Porteando la mochila a mi padre durante una excursión.

Porteando la mochila a mi padre durante una excursión.

backpacking

Desde 2007 con la mochila a cuestas.

Desde entonces, y pese a diversas vacunas que me he ido poniendo, siento la necesidad de viajar, de descubrir, de salirme de la rutina. El planear un viaje me relaja y ejerce sobre mí el mismo efecto que el ir de compras en algunas mujeres. ¿Que estoy triste? Abro páginas de vuelos. ¿Qué estoy estresada? Suelto mi mente leyendo los relatos de otros pacientes en sus blogs. Para mí es tan sedante y entretenido como para otros puede ser el ir saltando de vídeo en vídeo en Youtube.

Mis amigos y familiares, pese a pensar (en secreto) que algo falla en mi cabeza, acuden a mí cuando necesitan un vuelo, un hotel… “porque no sé como lo haces, siempre encuentras chollos y yo no” Será porque todas esas páginas están en mi list de bookmarks y llevo alertas en el móvil…

Pero claro, viajar barato tiene truco y no es otro que renunciar a muchas comodidades. Cuando las explico, entonces a muchos se les cambia la cara y subo puestos en su ranking personal de personas locas.

Estoy aquí para ayudarte a viajar más y más barato

Siempre me ha gustado escribir y en los dos últimos viajes largos he ido documentando cada día, tanto como reto personal como por tener un recuerdo, pues nuestra memoria es efímera pero aquello que está escrito un poco menos. También es una forma de mantener tranquilos a los que están en casa mientras tú estás “por esos mundos peligrosos de Dios, comiendo vete tú a saber qué y con muchos números de acabar en una cuneta“.

De esta forma mato dos pájaros de un tiro, así que como propósito de 2015 me puse en el primer puesto de la lista escribir y mantener un blog de viajes. Así puedo devolver a la comunidad viajera una pequeña parte de lo que yo he recibido, y dar mis pequeñas recetas para un virus de que, la mayoría que lo padecemos, no nos queremos curar nunca. Todo lo que aparezca se basa en experiencias vividas y sinceras, así como las fotografías, que en su mayor medida son tomadas por mí.

calendario de vacunas

Todo lo viajado en 7 años

 

Opt In Image
¡No te pierdas ni una oportunidad de viajar!

¡Remedios, píldoras y recetas de urgencias para que no te pierdas nada!
Nada de spam, sólo buenas noticias.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.