La vecina comarca del Maresme

¡Siempre nos pasa lo mismo! Viajamos para conocer destinos lejanos pero ignoramos lo que tenemos al lado. Para muchos barceloneses, la vecina comarca del Maresme es poco más que su patio de juegos, son las playas a las que vamos para huir de la masificación de las de Barcelona o es el parque natural al cuál los pixapins (meapinos, literalmente, otro de los apodos cariñosos que recibimos los de ciudad cuando vamos fuera) nos acercamos a pasar el domingo, sintiéndonos guays por coronar el castillo del Burriac tras una empinada cuesta.

Ligada al tren

Tiene delito que más allá de sus playas apenas conozca la comarca, pues desde siempre gran parte de mi familia ha vivido allí, pero nuestras visitas se limitaban a las comidas de los domingos o un día de playa, con el ritmo marcado por la nefasta línea R1 de Renfe, la línea que recorre toda la costa (literalmente, al lado del mar) y que es famosa entre sus sufridos usuarios por sus constantes retrasos: si no son las inundaciones de las vías cuando hay tormenta son los robos de catenaria… La broma recurrente es que sus infraestructuras se quedaron en el 1848, fecha en la que se realizó el primer trayecto en tren de la Península Ibérica, concretamente entre las localidades de Barcelona y Mataró, la capital de la comarca.
Hay que decir que hace no muchos años, las incidencias estaban a la orden del día, y todo el mundo decía que sabías cuándo salías de casa pero no cuándo llegabas. En los últimos años se ha hecho un esfuerzo por mejorar el servicio y parece que ha sido un gran paso adelante, aunque ya se ha quedado la expresión “uy, si vas en rodalies… sal antes”

Maresme es mucho más

Como tantas otras zonas de Cataluña, el Maresme es famoso por sus playas, no en vano 16 de los 30 municipios son costeros; pero también hay una amplia oferta para todos los gustos:

  • deportes acuáticos, cómo no podía ser de otra forma
  • yacimientos arqueológicos
  • gastronomía. Durante muchos años, y aunque ahora ya cerrado durante un periodo de “reinvención”, el restaurante de 3 estrellas Michelin Sant Pau de Carme Ruscalleda ha sido durante muchos años ha sido el lugar de peregrinaje de los amantes de la cocina experimental y proyección de la comarca.
  • enoturismo
  • patrimonio modernista
  • naturaleza y actividades familiares

De la mano del patronato de turismo Costa Barcelona Maresme os llevamos a recorrer durante un fin de semana algunos rincones que nos descubren el otro maresme, aquel que se aleja de primera línea de la costa para meter su esencia en una botella de vino.

DO Alella Maresme

De aquí sale el DO Alella, una de las joyas del maresme

Actividades familiares en la naturaleza

La comarca tiene tres parques naturales: el de la Serralada de Marina, el del la Serralada Litoral y el del Montnegre-Corredor. A éste último había venido yo bastante de pequeña, pues recuerdo que había una zona de pícnic al lado del Santuario del Corredor. Sin embargo, desconocía que aquí hubiera un centro de recuperación de burros. A priori, no suena como la actividad más emocionante que puedas hacer un fin de semana, lo sé. A mí me pasó lo mismo. Pero cuándo llegamos a Rukimon, esa percepción cambió por completo. En este centro de iniciativa privada hay más de 60 ejemplares y todas las razas de la península y mi mayor temor, que fuera un zoológico o un falso santuario de animales como los que hay en Tailandia, se desvaneció rápidamente al ver cómo los tratan y cómo está enfocado el proyecto: se trata de educar a la gente de la importancia del burro, de su utilidad en la tareas del campo como limpiar terrenos y del respeto hacia los animales. Paloma hace más de 20 años que se encarga de este lugar y conoce por su nombre a cada uno de los animales, los cuales se nos acercan curiosos y sin miedo nada más entramos en su zona, pues están en régimen de semilibertad. ¡Y qué contentos se ponen cuándo les hacemos caso y los cepillamos! ¡Poco me imaginaba que fuera un animal tan paciente y manso!

Pero los burros son animales de trabajo y por eso tenemos que ganarnos el carnet de asistente de burro (que no de conductor) trabajando con ellos, guiándolos para luego poder hacer la ruta de senderismo con ellos hasta un pequeño dolmen megalítico. En Rukimon se preocupan de seguir poniendo en valor la tarea de los burros, y es que si no se emplearan como animales de trabajo se extinguirían.

rukimon maresme

Dolmen megalítico Ca L’Arenes

La verdad es que es una actividad muy relajante y que, sobretodo a los que somos de ciudad, nos permite estar en contacto con la naturaleza. Por Rukimon pasan al año muchas escuelas, por lo que sin duda es una actividad ideal para realizar con los peques.

Enología

En el corazón del Maresme dónde encontramos una de las denominaciones de orígen más pequeñas de la península Ibérica: la DO Alella, ese sello que caracteriza a los vinos que se producen en unas de las últimas viñas urbanas de toda Europa, luchando contra el crecimiento urbanístico desde tiempos de los romanos (se han encontrado restos).  Los entendidos dicen que el suelo especial de la zona y sobretodo el tener el mar de frente le confieren al vino ese sabor tan característico y especial.

vinyes DO Alella Maresme

Viñas con vistas al mar

La extensión de la DO Alella es de apenas 230 ha, desde Badalona hasta Granollers, y las cepas están plantadas en terrazas. Se trata de una agricultura que no require demasiado riego y por eso ha sobrevivido al paso de los años. Actualmente hay mucho trabajo por promocionar el Enoturismo en Alella y podemos encontrar propuestas para todos los gustos.

Después de visitar el último reducto de viñas (igual que si del pequeño pueblecito de Asterix se tratara), nos acercamos a la más antigua de las 9 bodegas que conforman la DO Alella, la Alella Vinícola, para realizar una visita guiada y una cata.

Incluso para alguien que no bebe como yo, la visita es super interesante porque recorremos una bodega modernista de 1906, diseñada por Jeroni Martorell, y una de las pocas bodegas modernistas que todavía siguen en uso. Trazamos el recorrido desde que llega la uva hasta que se fermenta, pasando por unos espectaculares arcos de vuelta. Una de las curiosidades es que está construida a 3 niveles para poder mover con facilidad y de forma natural los hasta 3 millones de litros que se habían llegado a producir.

Y después de recorrer las instalaciones dónde se produce el vino, bajamos a la cata que nos tienen preparada. ¿Y qué hace alguien que no bebe en una cata de vinos? Sacar fotos y aprender sobre la historia del vino, sus tipologías y diferencias. Una cata siempre tiene 3 fases: la visual (ver), la nasal (oler) y finalmente la bucal (probar). Para apreciar bien el sabor y las notas del vino, se recomienda empezar siempre a probar el vino blanco, para posteriormente seguir con le rosado y los tintos. Además, (e igual que con la cerveza), la temperatura del vino en el momento de la cata no debe ser muy frío, pues esto camufla las imperfecciones.

Otra cosa que aprendí es que el año de la etiqueta indica cúando se realizó la vendimia, y no cuándo se embotella. Todos hemos visto la típica escena del entendido oliendo la copa y diciendo que tiene notas afrutadas y de madera. Estas notas dependen de la fruta, el tiempo de fermentación y el tipo de madera de la barrica dónde se guarda.

Tesoro cultural

Si bien al hablar del vino estas tierras ya tenían importancia en las rutas comerciales de los romanos, la historia se remonta aún más atrás, a tiempos de los íberos que habitaban la comarca de la Laietania y que cayó en manos del imperio romano después del 218aC. La importancia de los vinos y el comercio era tal que en algunas zonas se han encontrado yacimientos romanos y hornos de dónde salía gran parte de la producción de ánforas contenedoras de vino que posteriormente se exportaban por todo el territorio del Imperio.

La Fornaca Maresme

En tinas similares a estas se transportaba el codiciado vino de la Laietania

En Vilassar de Dalt existen unos de estos hornos, llamados La Fornaca, uno de los yacimientos mejor conservados, dónde se hacían estas piezas en el siglo III DC, y se han identificado al haber encontrado un sello común en todas ellas. La visita guiada se hace bajo demanda y dura aproximadamente una hora, en la que nos explican cómo funcionaban los hornos, qué tipo de piezas se hacían y cómo han llegado a hilar la historia entre ellas.

 

Con el paso de los años la zona del Maresme siguió siendo próspera y tuvo mucha importancia en la Revolución industrial, por ese motivo entre las rutas culturales a disposición del visitante hay de todas las épocas: difusión del patrimonio de la Laietania, poblados ibéricos, grandes muestras del modernismo en Canet, Arenys y Mataró e incluso rutas medievales.

Deportes náuticos

Como toda comarca que vive de cara al mar, una actividad a realizar en el Maresme son los deportes náuticos. Nosotros nos acercamos a la base náutica de Arenys de Mar (un pueblo conocido por su puerto de pescadores) para dar un paseo en catamarán y hacer nuestros primeros pinitos con el stand-up paddle. Tal y como nos confirmaron los monitores, la base no cierra nunca, pues el clima mediterráneo es tan agradecido que un neopreno lo arregla todo.

Sabemos por experiencia que el mar y yo no somos grandes amigos, sin embargo aquí me reconcilié un poco con él (a base de biodraminas previas a la actividad, por si acaso) y disfruté del paseo, en el que recibimos las instrucciones para llevar nosotros el rumbo de la embarcación.

Los amantes del BTT también tienen su sitio en esta comarca, con un par de centros destinados a la práctica de este deporte sobre dos ruedas.

Por si fuera poco, en la Costa de Barcelona – Maresme existen dos poblaciones distinguidas como Destinos de Turismo Deportivo: Santa Susanna y desde hace poco Calella las cuales ofrecen a los turistas unas condiciones óptimas para la práctica deportiva:

¿Dónde dormir en el Maresme?

Como en toda zona de playa, no faltan las infraestructuras hoteleras para acoger al más de un millón de personas que anualmente visitan la zona. Según datos del Idescat, el Maresme dispone de 51838 plazas de alojamiento en 2016 (entre campings, apartamentos y hoteles). Su cercanía a Barcelona y la oferta que hay hace que sea un buen lugar para establecerse durante la estancia.

maresme turisme

Mapa general del Maresme

Durante nuestro fin de semana en el maresme nos hemos alojado en las localidades de Caldetes, famosa por sus baños medicinales, y Vilassar de Dalt, situadas bastante céntricas en este territorio alargado, lo que permite hacer base cómodamente y desplazarse en coche propio o en renfe.

Hotels Dynamic, Caldetes

El Dynamic es un hotel para deportistas. No solo tiene un gimnasio con vistas en la parte superior sino que también organiza programas de entrenamiento centrados en la natación, el correr y la bicicleta. Caldetes se encuentra a muy pocos km de Calella de Mar, sede del Ironman Barcelona, una de las triatlones favoritas de los deportistas. La NII es la pista de entreno para muchos ciclistas de carretera y por eso en el hotel tratan especial mimo a este colectivo, ofreciendo clases de preparación física y nutricional y un servicio de custodia de bicicletas (¡si quieres la puedes subir a la habitación y todo!)
En las instalaciones del hotel y en los toiletries y frases motivacionales de deportistas famosos como Michael Phelps o Rafael Nadal para que no te alejes de tu objetivo.

Sin embargo que sea un hotel para deportistas no significa que la comida sea a base de arroz y pollo. El Dynamic restaurant sorprende por la calidad y cantidad de su menú de fin de semana de 25€, con un abundante pica-pica de cocina de mercado con productos de km0 y un segundo a escoger. El restaurante está abierto a no huéspedes y es muy acogedor, con vistas sobre todo el pueblo.

Sorli Emocions, Vilassar de dalt

Sorli para mí ha sido siempre el supermercado del barrio, por eso al saber que nos íbamos a alojar en este hotel se me hizo un poco curioso. Sin embargo el desembarco en el mundo de la hotelería y el lifestyle (pues también cuentan con centros de deportes) se ha hecho con mucho esmero y gusto, tanto que si no fuera por el nombre sería muy complicado relacionar ambos negocios.
Es un hotel de 4* situado a 20 minutos de Barcelona en el que han puesto todo el mimo del mundo para que te sientas como en casa. Sorprende la ausencia de tarjeta para la habitación, pues te digitalizan la huella dactilar para que no tengas que preocuparte por llevar la tarjeta siempre encima (algo muy útil para gente olvidadiza como yo). Una vez entras, todas las luces son táctiles y la habitación en tonos cálidos invita a descansar más de lo que lo hicimos nosotros. Cada habitación dispone de una terraza con una mesa y un par de sillas para simplemente olvidarse del mundo.
En el exterior, una piscina infinity es el escenario de lujo para ver amanecer y atardecer (ya os habréis dado cuenta que los persigo por el mundo…)

 

amanecer Maresme

Con cielos así no da ninguna pereza madrugar

Dentro del compromiso del hotel con los productores locales, cabe destacar el desayuno, con embutidos y fruta en la parte del buffet, y unas bandejas individuales con la parte dulce. Y por si fuera poco, al estar alojados en el hotel, tenemos incluido el acceso al spa (para el que es obligatorio llevar gorro de piscina) y al centro deportivo de la misma empresa.
¡Realmente nos dió pena marcharnos y no haberlo aprovechado a tope!

placeholderCódigo ético: blogtrip. El post que acabas de leer se trata de un post escrito en base a nuestra experiencia dentro del blogtrip “Essencia del Maresme” organizado por la oficina de turismo Costa Barcelona-Maresme para dar a conocer el destino. Eso significa que hemos recibido de forma gratuita las actividades y alojamiento, pero la oficina de turismo no influye en el artículo. La opinión expresada (así como las fotos, siempre que no se especifique lo contrario) es totalmente nuestra e independiente, porque nos gusta contarte aquello que hemos vivido durante el viaje y queremos que la información pueda serte útil en la planificación de los tuyos. De esta forma podemos seguir adelante con el blog

📣¿Quieres visitar el Maresme?📣

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje

Encuentra el vuelo más barato a Barcelona en Skyscanner.


Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio en Mataró.


Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.


Contrata aquí tu seguro de viaje con un 10% de descuento.

Contrata aquí tus traslados desde y hacia el aeropuerto.

 

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.