Guía para conducir coche en República Dominicana
Guía para conducir coche en República Dominicana

Ya sabéis que somos muy fans de los fly&drive, por lo que cuándo empecé a planear el viaje a República Dominicana no concebía otra idea de moverme que no fuera en coche de alquiler. Sin embargo, al irlo comentando con la gente que me preguntaba por el viaje, tanto españoles como dominicanos, siempre recibía la misma respuesta: “Estás loca, es muy peligroso, conducen fatal”. Empecé a valorar otras opciones, pero la poca fiabilidad del transporte público y su lentitud me hicieron seguir adelante.  Además pensé que sí ya había conducido coche en Mauricio, Marruecos y Tailandia y nos habíamos cruzamos Bali en moto, República Dominicana no podía ser para tanto, ya sabemos que la gente tiende a exagerar

¿Es peligroso conducir por República Dominicana?

Esa es la pregunta del millón. Y la respuesta es depende.  Según las recomendaciones de los Estados Unidos a los ciudadanos que viajan a este país caribeño, mejor olvidarse de conducir uno mismo y alquilar coche con conductor. Según este artículo, República Dominicana es el país más peligroso del mundo para conducir. Con artículos así (que por suerte he leído ya a la vuelta), uno podría dar la razón a todos los que me desaconsejaban hacerlo. No les culpo, sí los hubiera encontrado antes igual habría cambiado mis planes de viaje. Una vez un profesor me dijo que “la ignorancia es fuente de felicidad” y tenía razón. Según mi experiencia, en 16 días y más de 2300 kilometros, no tanto. No digo que sea un país fácil ni mucho menos, pero yendo con ojo no hemos tenido ningún problema ni hemos sido testigos de ningún accidente. Por eso a continuación voy a explicaros todo lo que necesitáis saber para conducir por República Dominicana.

coche en palmeral república dominicana
Conducción en República Dominicana

Consejos para alquilar coche en República Dominicana

En sí el proceso no varía mucho de alquilar coche en cualquier país del mundo, por lo que recomendamos que le eches un ojo al post con los consejos para alquilar coche (y que no te timen), en dónde explicamos con detalle toda la terminología y trucos que utilizan las empresas de alquiler de coches

¿Qué documentación necesito?

Como siempre, tu pasaporte y la tarjeta de crédito son indispensables para reservar un coche. Yo siempre recomiendo llevar también el carnet internacional de conducir, aunque generalmente no lo piden y hemos llegado a pensar que es una broma de la DGT. Aunque sea un engorro por el formato del NODO que tiene, siempre es mejor llevarlo encima. Recuerda que cuesta 10,30€, tiene validez de un año desde el momento que se expide y hay que pedir hora en la DGT. En teoría tiene que ir acompañado del carnet normal, pero yo me olvidé esté último en casa al hacer limpieza del monedero y el llevar el internacional me salvó literalmente el culo.

¿Con qué compañía reservo?

Aunque somos partidarios de favorecer la economía local, creo que es mejor reservar con una compañía con presencia internacional, pues en caso de necesidad puede ser más fácil contactar con ellos. En este viaje reservamos a través del portal comparativo Wisecars, un coche de interrent que resultó ser Europcar, pero con un precio mucho más bajo que el que nos ofrecía la compañía por reserva directa.  El precio para 16 días fueron 298€, seguro aparte, con recogida y devolución en Punta Cana. ENCONTRAR COCHE BARATO

¿Es necesario coger seguro?

SÍ.SIEMPRE. Vale que a nosotras no nos haya parecido tan peligroso conducir como dicen pero sí es verdad que es muy fácil que te den un toquecito, un gallo salvaje decida tirarse contra tu coche en marcha o que tú des un beso a una palmera de la forma más tonta (más abajo os lo cuento). Además, las carreteras tampoco están para echar cohetes por lo que siempre es mejor prevenir que curar. A menos que te guste jugar a la ruleta rusa, claro… El alquiler normal suele ser con el seguro CDW, que cubre daños a terceros pero nada más. Coged siempre uno que os cubra en caso de daños al coche y sí puede ser, anule la franquicia. En mi caso lo contraté con el intermediario WiseCars, en vez de hacerlo directamente en el mostrador, por la diferencia de precio. Ten en cuenta que:

  1. El proveedor te va a bloquear 708$ de tu tarjeta de crédito en concepto de finza. Esta fianza será lo máximo que me podrán cobrar en caso de daños.
  2. Sí le pasa algo al coche, vas a tener que pagar por adelantado y guardar todos los recibos, para posteriormente poder reclamar al intermediario.
  3. Los gastos de gestión e impuestos no te los devolverán, es decir, que consideran que la franquicia son 600$.

Una vez te vayan a entregar el coche, revisa exhaustivamente cada cm del coche con el empleado del rentacar y sácale fotos, para detectar todos los imperfectos que pueda tener el vehículo y que estos consten en el parte de checkin del coche. Una vez tengas el coche, haz una foto de la documentación que normalmente se encuentra en la guantera, por sí tuvieras que tenerla a mano.

¿Qué tipo de coche reservo?

Por experiencia, reserva un coche pequeño, para que sea más fácil de maniobrar. Sí puede ser, que sea con cambio de marchs automático (aunque creo que todos lo son), pues en zonas urbanas como Santo Domingo será una cosa menos de la que preocuparse con el constante para-arranca y baches. Sí puedes escoger, mejor que sea un coche alto, por la cantidad de badenes que hay, sobretodo en los pueblos. Aunque esto no es imprescindible y con un turismo normal puedes recorrer la isla perfectamente, incluso circular por las carreteras en construcción que unen Puerto Plata con el centro de la isla. Vale, ya tengo el coche, ¿y ahora qué? Ahora viene lo bueno, toca salir a la carretera a la dominicana. Con esto no quiero decir que seas un inconsciente, sino que intentes adaptarte lo antes posible a su forma de conducir, además de respirar hondo y cargarte de paciencia, porque los nervios no llevan a ningún lado.

Consejos para conducir coche en República Dominicana

Todo el mundo dice que conducen como locos, incluso los propios dominicanos. No te voy a mentir, las carreteras dominicanas no son las mejores carreteras del mundo pero tampoco están tan mal como nos habíamos imaginado (excepto algunas excepciones), en base a lo que nos habían dicho. Salir a la carretera siempre conlleva un peligro, en cualquier país del mundo. Por poner un ejemplo, en Australia se conduce por la izquierda y te puede atropellar un canguro (él a ti, saltando de improvisto a la carretera), y no por ello dejamos de alquilar una furgoneta en Australia.

Cuidado con las motos

Las motocicletas se van a convertir en uno de tus enemigos durante tu estancia en República Dominicana. Aunque la ley obliga a llevar casco, el 90% de los conductores no lo lleva, además de ir 3 o 5 en un mismo vehículo. Aunque te parezca imposible, no lo es, caben todos en la moto. Las motos suelen circular por el arcen, sin luces e incorporarse por dónde menos te lo esperas, por eso hay que estar muy atento y anticiparnos a cualquier movimiento. La mayoría de las motos no te pita para que te apartes, sino para avisarte de que ya están viniendo, toda una deferencia.

conducción motocicletas república dominicana
Circulación familiar en moto
3 en una moto república dominicana
Como conducir en República Dominicana

Conducir de noche

“Después de las 6, no salgáis de casa, es peligrosísimo conducir de noche”. Los propios dominicanos nos dijeron esto. Se vé que el ron y la mamajuana son habituales y el mensaje que Stevie Wonder mandaba al mundo de Sí bebes no conduzcas les pilló bailando bachata. Muchas motocicletas además no llevan luces por la noche y las carreteras secundarias no están iluminadas, por lo que las posibilidades de tener un accidente aumentan. A mí me tocó conducir de noche dos veces (y 3 más en Santo Domingo), una porque nos entretuvimos por el camino y teníamos que llegar al alojamiento reservado y otra porque fuimos a ver la puesta de sol, y en consecuencia la vuelta era a oscuras. En ambas fui con muchísimo (más) cuidado, a menor velocidad y con las largas puestas. Los propios dominicanos me confirmron que por la noche hay que manejar con todas las luces prendidas, incluídas las largas (¡qué le den al que viene de frente!).   Sí podéis, evitad conducir de noche, pero sí no os queda mas remedio, extremad las precauciones (y cerrad el seguro) y no os paréis con nadie (sentido común)

¿Cómo son las carreteras?

Yo sinceramente, esperaba encontrarlas en peor estado. Quizás porque la primera carretera que cogí en República Dominicana fue la Autopista A3. Sí, autopista, de peajes, para que no echara de menos las de casa. Dos carriles por cada sentido. En el norte también hay la autopista 5 que une Samaná con Nagua y la autopista gratuita 1, que une Santiago de los caballeros con Santo Domingo. Fuera de estas, las carreteras tienen estados muy variables, siendo las peores las que cruzan la cordillera que separa Santiago de Puerto Plata y la carretera de acceso a Bahía de las Águilas. En carreteras en construcción o de grava, es muy recomendable reducir la velocidad.

carretera bahía de las águilas
Creíamos que todas las carreteras serían como esta

Lleva efectivo para los peajes

Todo el mundo nos había dicho que las carreteras dominicanas son tan malas que nos sorprendió encontrar autopistas y más aún de peaje. Es importante que lleves billetes pequeños sí te vas a mover entre Punta Cana –  Santo Domingo – Samaná para pagar los peajes (no aceptan tarjeta), con precios entre 50 y 200 pesos por vehículo.

Calcula bien las distancias

No te dejes guiar por los kilómetros o por la distancia visual en el mapa. Es importante que te fies de lo que te diga Google, porque en República Dominicana 80km pueden ser dos horas de trayecto. Cada noche intenta planificar el recorrido que harás el día siguiente para evitar que te coja la noche a medio camino.

calculo distancias República Dominicana
Las distancias engañan en República Dominicana

Normativa de tráfico

¿Eso qué es, mi amol? Básicamente o la desconocen o se la pasan por el forro. Adelantar con línea contínua o por la derecha está a la orden del día, cruzar la autopista a pie es lo más normal del mundo (no les culpo, los puentes brillan por su ausencia). Mención aparte merecen los semáforos en rojo, pues son una mera decoración en las calles dominicanas. Aquí es dónde se veía a la legua qué coche era el de la gringa, parando en todos los semáforos mientras el tráfico seguía. Mi amiga dominicana me dijo que “de noche, a partir de las 11, te los puedes saltar, no hay policia.” Yo, por sí acaso, preferí no hacerle caso, no tanto por la multa sino porque el que venía por la calle perpendicular fuera a pensar lo mismo. Los peatones tampoco mejoran demasiado, son capaces de cruzar una calle de 6 carriles por dónde les sale del mambo. Verás que muchos coches o autobuses llevan lemas religiosos como “Dios me protege”. Vale que la fe mueva montañas, pero definitivamente, ¡en este país tiene mucho trabajo!

Santo Domingo, hard mode   

Pasé dos días conduciendo sola por Santo Domingo, confiando mi vida entera al GPS de Google. Bastante tenía con mi jetlag e intentar esquivar los taxis o motoconchos destartalados, esos a los que se les caían los retrovisores en medio de la calle y a los que les daba igual una abolladura más.

Santo Domingo tiene dos líneas de metro y un sistema de autobuses y microbuses piratas que realizan infinitas rutas, por lo que al no conocerlo la opción más lógica es moverte con el coche. En función de la hora, intentar aparcar en la zona colonial puede ser una mala idea (aunque no te queden demasiadas opciones). En muchas calles está prohibido aparcar (¡revisa siempre las señales!) y en otras puede haber gorrillas que te vigilarán el coche por unos pesos. ¿Os acordáis de los Gremlins? Esos bichos adorables que se volvían locos con la lluvia. ¡Pues viven en Santo Domingo! Cruzar Santo Domingo en pleno diluvio, amenizado por el reggeaton malo de la radio por las carreteras de circumvalación puede acabar con la paciencia de hasta el mismísimo Dalai Lama. La cantidad de coches crece de forma directamente proporcional a la lluvia, pero las carreteras y calles no están diseñdas para absorber tanto tráfico. En consecuencia, se lía un pitote de tamaño considerable.

transportes república dominicana
Por las calles de la Zona Colonial de Santo Domingo

El precio de la gasolina en República Dominicana

El precio es por galón

Apenas había aterrizado en Punta Cana y recogido el coche, me dirigía hacia mi hotel cuándo me llamó la atención el letrero luminoso de la gasolinera: 197.40 pesos. Eché cuentas mentalmente y sí el cambio aproximado eran 1e= 60pesos, eso significaba que costaba 3.28E el litro, lo que me alarmó bastante al pensar cómo afectaría eso a nuestro presupuesto del viaje. Al llegar al hotel pregunté sí el precio era por litro o por galón, y aunque el recepcionista no lo tenía muy claro al principio, me dijo que el precio de la gasolina en República Dominicana es por galón, y que estaba carísima. Eso me quitó un peso de encima, pues un galón son casi 5 litros, así que el litro estaba por debajo del euro, bastante más barato que en España.

El precio es el mismo en todo el país

En España es común encontrar precios muy dispares en gasolineras cercanas, llegando a haber hasta 20céntimos por litro de diferencia en menos de un kilómetro. Eso no sucede en República Dominicana, dónde todas las gasolineras tienen el mismo precio, independientemente de la marca que sean. No sabemos sí por normativa estatal, pero de esta forma no tienes que hacer comparativa de gasolineras, por lo que no esperes a llegar a la reserva del depósito para llenar, pues en algunas zonas rurales puede no haber demasiadas gasolineras disponibles. En algunos sitios incluso vimos paradas con botellas de refresco rellenas de un líquido amarillento que llevaba días al sol, así que mejor prevenir que curar.

Conducción en República Dominicana
La gasolina cuesta lo mismo en todos los lugares

Comprueba que el contador está a 0

Se vé que un timo común es que te empiecen a echar gasolina con el contador trucado, para de esta forma cobrarte más por menos cantidad de gasolina. A nosotras no nos pasó en ninguna gasolinera, y además todos los empleados nos hacían mirar el contador y nos decían “mire, el contador está a zero, señorita”. No está de más comprobarlo por sí acaso.

Premium es regular

De igual forma que aquí tenemos gasolina 95 y 98, en las gasolineras dominicanas encontrarás la regular y la premium, más cara. Ellos nos dijeron que la premium era de bastante mala calidad, y que por lo tanto la regular… peor, pero que a fiesta pagada todo es alegría, es decir, que como el coche es de alquiler, pues con la regular ya ibámos bien.

¡Atención a los policías!

Precaución, badén

Y no nos referímos solo a los señores uniformados (que también, sigue leyendo), sino a los badenes asesinos que hay en todas las carreteras dominicanas, especialmente en los pueblos para evitar que los conductores vayan demasido deprisa. Los locales les llaman policías acostados o muros, así que podéis imaginar de qué estamos hablando. ¡Los badenes anticanis  de pueblo poligonero son unas ovejitas mansas al lado de los dominicanos! Prácticamente se trata de una tubería de unos 30cm de radio recubierta de cemento, cruzando la calle. Algunas están señalizadas, otras están acechando al conductor despistado para hacerse notar. ¡Vamos sí se notan! La primera vez piensas que el coche se va caer a pedazos, y vas a destrozar, como mínimo, la dirección. Tú espalda y culo también son víctimas. En algunos, ¡hasta saltaban los limpiarabrisas del impacto! Con los kilómetros aprendimos que no hay que cogerlos de frente, sinó un poco en diagonal, para reducir el impacto. Y lento, extremadamente lento sí no quieres tener que dar parte por daños en los bajos del vehículo.

policías acostados república dominicana
Pasando por uno de los policías acostados

Corrupción a la orden del día

Los países de América central y latina tienen fama de ser bastante corruptos, y nosotras nos topamos dos veces con policías con ganas de sacarse un sobresueldo. La primera, yendo hacia Puerto Plata por una carretera de grava en construcción. El agente nos señala que tenemos que deternos en un lateral, nos pide la documentación del vehículo y nos indica que ibámos demasiado rápido y muy pegadas al vehículo de delante, mientras todos los coches que nos pasan por el lado sobrepasaban claramente los límites de esa carretera. Que nos tiene que poner un tiqué y que debemos ir al tribunal para pagarlo. Ahí ya nos olimos como iba la cosa y le dijimos sí no se podía solucionar de otra forma. Nos dijo que tenía que ser de forma discreta, porque su jefe estaba allí, que él haría ver que nos ponía el ticket pero no…y que le diesemos lo que quisieramos. 350pesos (unos 6E), que pusimos debajo de la documentación fue lo que nos costó nuestra primera mordida caribeña,. Ya el último día volviendo por la autopista hacia Punta Cana para devolver el coche y embarcar de vuelta a España nos pasó de nuevo, esta vez con pocos pesos en la cartera. Justo antes del peaje nos hicieron señales de parar y la misma canción de la velocidad, el tiqué de 5000 pesos y el tener que ir al tribunal de Santo Domingo para pagarlo. En ese momento hicimos caso de lo que nos habían recomendado y cogí el teléfono mientras le decía al agente que iba a llamar a mi abogado dominicano, porque esto no era normal. Su cara se volvió blanca, y el discurso cambió a que no hacía falta, que podíamos llegar a un acuerdo… “¿Cuánto quieres? Solo nos quedan 700 pesos (enseñándole la cartera abierta) y tenemos que llegar a Punta Cana porque sale nuestro avión y tenemos que pagar los peajes.” El policia echó cuentas y solo le preocupaba saber cómo pagaríamos los peajes hasta Punta Cana sí le dábamos lo suyo, por lo que en un acto de perdonavidas nos dijo que podíamos irnos, pero rematandolo con un me regalas tu lentes, mirando con ojos de deseo las gafas de sol de Patri. “Mire señor, no se las puedo dar porque son graduadas y no le van a servir para nada. Pruébeselas sí quiere y verá que es verdad”. Ni dinero ni gafas, bien desconcertado lo dejamos. Aunque normalmente ya lo hacemos, estas experiencias nos confirmaron que nunca hay que llevar todo el dinero junto, mejor en compartimentos separados sí sabemos que no tenemos que hacer gastos grandes durante el día.

En 15 días algo hemos aprendido

Si tienes alguna duda sobre cómo conducir en República Dominicana, por favor dejánosla en los comentarios e intentaremos resolvertela.

Tras esta receta está

La Doctora Sara

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

¡NO TE OLVIDES EL SEGURO DE VIAJES!

Por ser paciente de Viajar Lo Cura Todo tienes un 20% de descuento en tu seguro con el código VIAJARLOCURATODO

Código ético: libre. El post que acabas de leer se trata de un post escrito en base a nuestra experiencia, porque nos gusta contarte aquello que hemos vivido durante el viaje y queremos que la información pueda serte útil en la planificación de los tuyos, igual que tantos otros bloggers nos han ayudado a nosotros. Algunos enlaces pueden ser de afiliación, por los que nos llevamos una pequeña comisión pero no supone ningún coste adicional para ti. De esta forma podemos seguir adelante con el blog.

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje

Encuentra el vuelo más barato en Skyscanner. Hola!

Alquila aquí tu coche para moverte por la zona con total libertad

¿Por qué no alquilar una furgoneta? ¡Encuéntrala aquí!

Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio.

Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.

Contrata aquí tus traslados desde y hacia el aeropuerto.

Contrata aquí tus actividades y tours ¡y olvídate de las colas!

Consigue tu SIM card para tener datos en el extranjero

No pagues comisiones por divisa extranjera con la Tarjeta BNext

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRAS LA PANTALLA
Sara

Sara

Doctora de viajes

Coleccionista de experiencias y enamorada de la bici. Sólo recomiendo lo que yo he probado y me ha gustado. Buscando siempre el lado alegre de la vida.
¿CREES QUE VIAJAR CURA? >>
RECETAS MÁS PEDIDAS
AHORRA EN TUS VIAJES
Booking.com
ÚNETE A NOSOTROS