Los Cotswolds son un área extensa en el centro de Gran Bretaña (delimitada por Bath y Oxford) con pequeños pueblos encantadores donde el tiempo parece no tener prisa, campos verdes con bucólicas ovejas y pequeñas iglesias. Y lo creas o no, es el destino perfecto para un roadtrip en furgoneta, así puedes tomarte todo el tiempo que necesites para visitar cada aldea y disfrutar de la zona.

La ruta

Las distancias de conducción entre pueblos no son largas, unos 30 min (máximo) y las ciudades en la ruta no son muy grandes, por lo que un fin de semana largo es el momento perfecto para ir allí, aunque algunas personas aconsejan quedarse más tiempo y visitar no más de 3 -4 pueblos por día para disfrutar plenamente de la zona.

Nosotros hicimos la ruta de sur a norte, y la lista de paradas puede ser tan larga como quieras, pero visitamos los siguientes pueblos:

Castle Combe> Malmesbury> Tetbury> Minchinhampton> Painswick> Bibury> Burford> Bourton-on-the-water> Lower Slaughter> Upper Slaughter> Guarde en el Wold> Winchcombe> Stanway> Stanton> Snowshill> Broadway> Chipping Champden

Pronto daremos más detalles sobre los pueblos que visitamos, pero para organizar la ruta, hicimos caso de la propuesta de 101 lugares increibles, pues nos pareció muy detallada:

10 consejos para un roadtrip en furgoneta en los Cotswolds

Realmente, alquilar una furgo es la mejor opción para visitar los Cotswolds y no, no significa que vayas a perderte ese encantador bed & breakfast con un gato fluffy que seguramente hayas visto en alguna revista de viajes o en la cuenta de instagram de moda. Bueno, solo si quieres.
No dejes que eso de conducir por el lado izquierdo te bloquee, no es tan difícil como parece y volverás a casa con muy buenos recuerdos.

Cotswolds en furgo

Una de las imagenes más típicas de los Cotswolds

Tras nuestro fly&drive alquilando la furgo con Yescapa, y siendo nuestra primera vez en la zona, hemos recogido esos consejos que nos hubiera gustado saber antes de ir y que pueden ayudarte a planificar tu viaje.

1. El tamaño importa.

Siempre, pero más cuando viajas en una furgoneta. Una furgo más grande significa más espacio y comodidad, pero también puede ser más difícil de aparcar y menos discreta. Las carreteras entre ciudades no son muy anchas, por lo que cuanto más pequeñas (pero cómodas), mejor (solo en este caso).

Cotswolds en furgoneta

Una furgo pequeña es más fácil de entrar a los pueblos

2. Comprobar plazas de aparcamiento.

Al igual que en Estados Unidos, entender cómo funciona el estacionamiento en el Reino Unido si no estás viviendo allí es muy difícil. Algunas ciudades tienen letreros de “pay&display” (lo que viene siendo poner el ticket del parquímetro de toda la vida), otras tienen un horario y “sin retorno en X horas”, mientras que en algunas calles no hay marcas y te quedas un rato buscando una cámara. En general, es mejor evitar aparcar en las calles centrales (muchas veces, la única del pueblo) y hacerlo en zonas más apartadas, dónde será menos probable que nos puedan multar. La mayoría de los pueblos tienen un gran aparcamiento fuera del centro, que puede ser gratuito, de pago por horas o por días, como en Bourton-on-the-Water (¡6GBP / día!), uno de los pueblos más turísticos de nuestra ruta.
Estos aparcamientos normalmente tienen baños públicos, por lo que puede ser un buen lugar para pasar la noche. Como siempre decimos, hay que leer todas las señales y asegurarnos de que no hay ninguna mención explícita de “no overnight parking”. Durante nuestro viaje pasamos 2 noches de 3 en las afueras de las ciudades, a solo 5 minutos caminando del centro.

Cotswolds en furgoneta

¡Viva los parkines a las entradas de los pueblos!

3. Las aplicaciones son imprescindibles.

Una de las cosas que más nos gusta del vanlife es que nunca sabes dónde vas a dormir, simplemente te dejas llevar y te detienes dónde te enamoras del entorno. O dónde encuentras un lugar escondido y tranquilo. Después de un día de turismo, resulta agotador dar mil vueltas en busca de ese lugar, por lo que va genial o tener algunas aplicaciones de estacionamiento como Caramaps (gratis con su alquiler de Yescapa), park4night … que nos muestran los lugares dónde otros usuarios han dormido, calificados con estrellas y comentarios. Es posible que la información no sea reciente o precisa (nos encontramos varios sitios cerrados, a los que no se podía acceder o ya eran de pago), pero es un buen punto para comenzar a buscar sitio para estacionar por la noche.

Cotswolds en furgoneta

Pernoctando con tranquilidad

4. Busca un camping

Si la aventura te llama pero no tanto, siempre puedes ir a los campings para pasar la noche, ducharte y tener electricidad. Ahora que ya no hay roaming en Europa, mira por internet los campings antes de llegar a ellos, porque si es temporada alta o un puente, muchos requieren una estancia mínima de dos noches, y eso podría hacer cambiar tus planes, optando por un campamento base desde el que salir cada día a ver los pueblos. Si esa es tu intención, lo mejor es que el camping esté en el centro de la ruta. La otra opción es darse un homenaje una noche y reservar en alguno de los preciosos B&B de la zona .

5. Confía en tu GPS

Literalmente, aunque parezca que se le fué la castaña y te está llevando a través de los campos, dale un voto de confianza. Aunque las distancias no son demasiado grandes, los postes de señalización brillan por su ausencia. Por lo que una vez has decidido la ruta, lo mejor es colocar en el GPS el nombre del siguiente pueblo y seguir las instrucciones. Si prefieres ahorrar datos, siempre puedes instalar la app Maps.me y descarte los mapas en casa. Hay que decir que aunque nos gusta mucho Maps.me, alguna que otra vez nos ha metido por un camino de cabras.

Cotswolds en furgoneta

Cuándo el GPS decide llevarte por dónde quiere

6. Madrugar o cerrar el pueblo

Ya sabéis lo que dice el refrán, a quién madruga dios le ayuda. Aprovechad los días más largos del verano y visitad los pueblos cuando todos se vayan o muy temprano por la mañana para disfrutar de la belleza del lugar por tu cuenta, sin coches parados en doble fila o aparcados en la plaza central y sin multitudes de personas esperando para hacerse esa foto que han visto en instagram (¿dónde si no?)

Cotswolds en furgo

Anochece en Castle Combe

Cotswolds en furgoneta

La típica foto de Castle Combe

 

7. Evita los fines de semana o la temporada alta

(Si es posible) Los Cotswolds son cada vez más populares y cómo suele pasar, no somos los únicos con esa maravillosa idea.
La mayoría de las veces, nuestros días libres están programados y probablemente coincidan con la mayoría de los mortales, pero si es posible, intentad planificar una escapada durante los días de semana para ver la vida real y no la postal.

8. Comprueba el calendario antes de ir

Los eventos pueden significar dos cosas: puedes encontrar algo muy interesante, pero también puede atraer a más personas a los pueblos pequeños. Si tienes claro en qué fechas exactas será tu visita a los Cotswolds, es mejor que consulte la sección “What’s on” y decidas si deseas unirte a la fiesta o huir o de la multitud. Saber esto nos permite modificar la ruta, haciéndola de norte a sur o viceversa para evitar o aprovechar algún evento.

9. Llena la nevera en un gran supermercado en el camino

Si tu furgo tiene una nevera y una cocinita, ¡has triunfado como la cocacola! En ese caso puedes planear las comidas del viaje, comprar la mayoría de ingredientes básicos en un supermercado (huevos, leche, café, yogures…) y ahorrar dinero para gastar al final del día bebiendo una pinta en uno de los numerosos pubs. ¿No te parece un buen plan?
Cuándo el espacio es limitado, hay que dejar de lado tus aspiraciones de ser un chef de alta cocina en casa durante el viaje y asegurarse de incluir pasta, arroz y algunos vegetales en tu lista. Además, cuanto menos elaborados sean los platos, menos tendrás que limpiar más tarde.

Cotswolds en furgoneta

Si realizas la compra y cocinas en la furgo podrás ahorrar

10. Mímate con un Sunday Roast

Con todo el dinero que has ahorrado llevando la comida contigo en lugar de desayunar, comer y cenar fuera cada día, y si aún no te lo has gastado todo en pintas (recuerda que Reino Unido no es España), el domingo es el momento de disfrutar de una de las tradiciones más típicas de Gran Bretaña: el Sunday Roast. Hay muchos lugares donde puedes regalarte un buen banquete, como se sugiere en este artículo.

¿Has recorrido los Cotswolds en coche o furgo? ¿Otras zonas de Reino Unido quizás? ¿Qué consejos añadirías?

 

 

📣¿Quieres visitar Los Cotswolds?📣

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje

Encuentra el vuelo más barato a Londres en Skyscanner.


Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio en Los Cotswolds.


Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.


Contrata aquí tu seguro de viaje con un 10% de descuento.

Contrata aquí tus actividades y tours.

 

pencilCódigo ético: libre. El post que acabas de leer se trata de un post escrito en base a nuestra experiencia, porque nos gusta contarte aquello que hemos vivido durante el viaje y queremos que la información pueda serte útil en la planificación de los tuyos, igual que tantos otros bloggers nos han ayudado a nosotros. Algunos enlaces pueden ser de afiliación, por los que nos llevamos una pequeña comisión pero no supone ningún coste adicional para ti

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.