En una ciudad tan masificada como Dubrovnik (o mejor dicho, su casco antiguo), es difícil encontrar un lugar dónde no haya que darse codazos con los demás visitantes para poder admirar la belleza de la ciudad. ¡Incluso el teleférico para llegar al mirador está lleno!

Nosotros íbamos en búsqueda de la mejor vista de Dubrovnik y no quisimos irnos de la ciudad sin tenerla, por llegamos a una relación lógica: si la ciudad vieja vive de cara al mar y siempre ha sido un puerto importante y codiciado por los diferentes imperios, ¿por qué no probamos a visitarla desde el mar? ¡Elemental querido Watson!

Y así es como dos horas más tardes de la cita pactada (Santa Paciencia de Srdjan, que nos estuvo esperando enfundando en su neopreno a más de 40 grados de temperatura), pues tardamos 3 horas en cruzar la frontera entre Montenegro y Croacia en autobús, cuando el trayecto debería haber sido de 1h, llegamos a la puerta Plocje (este) de la ciudad, bajo la cuál nos esperaba un kayak doble para iniciar la travesía hasta la isla de Lokrum, la más cercana a la ciudad. La otra forma de llegar a la isla de Lokrum es con los barquitos que salen regularmente desde el puerto, cada media hora. Si se hace con otras compañías, hay que incluir el precio de entrada a la reserva natural.

Dubrovnik desde el mar

Sekayaking Nota Dubrovnik son la única empresa que tiene permiso para tener la oficina en la isla de Lokrum, un paraje protegido, por lo que el plan de Srdjan para nosotros era cruzar con los kayaks la distancia que hay desde la salida de Dubrovnik para posteriormente dar la vuelta a la isla. Algo que nos iba a llevar unas tres horas en total.

Volviendo al kayak. Empezamos a remar ambos kayaks, paralelos a la costa, en dirección al este. Con las impresionantes murallas todavía visibles a nuestras espaldas, a mano izquierda aparecen las megaconstrucciones hoteleras que afean cualquier costa (y en la turística costa croata no iba a ser menos). Nuestro guía se paró justo delante de una de ellas, con su playa privada llena de sombrillas, para explicarnos algo que es muy importante difundir: la ley croata dice que “no puedes poseer aquello que besan las olas”, o dicho de otra forma, no se puede privatizar la playa. Eso permite que cualquiera pueda acercarse a estas zonas, incluso si los hoteles han puesto sus hamacas, y bañarse sin que nadie se lo pueda impedir, por muchas estrellas que tenga el hotel.

Flanquados por los hoteles de mega-lujo (en uno de ellos estuvieron Brad Pitt y Angelina Jolie para tener la mejor vista de Dubrovnik), llegamos a una playa situada en una cueva natural. El único acceso desde tierra son unas escaleras desde un hotel, pero nadie puede prohibir a los kayaks que amarren un rato. Parece mentira que a escasos 15 minutos del bullicio de la ciudad haya una playa tan cristalina y limpia, de aguas turquesa intenso. ¡Ni siquiera las piedras nos molestan! Otros kayakistas saltan desde las rocas, pues el fondo está tan claro que se ve perfectamente el fondo.

 kayaking dubrovnik

Como podéis ver, los kayak están perfectamente equipados con bolsas estancas para poner nuestras pertenencias y Srdjan nos proporcionó una botella de agua y un plátano, algo que agradecimos pues era ya tarde e ibámos sin comer (¡ay las prisas!)

Al ser un tour privado, el guía se ocupa de ti todo el tiempo (menos remar, que de eso no te libras), y te explica todo lo que le preguntes. La vista de Dubrovnik desde el mar es completamente diferente, y tienes la ventaja de poder ir a tu ritmo y sin prisas ni gente, ya que se adapta a tus necesidades, a diferencia de otros tours en kayak, en los que van 10-15 personas en cada salida y el guía no llega a todo el mundo.

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.