No es tu primera visita a París, por lo que ya has visitado los top 10, y por supuesto has subido a la Torre Eiffel, te has hecho la foto cogiendo la pirámide del Louvre y has paseado por las calles de Montmartre.

¡Aún no está todo visto!

Como todas las grandes ciudades, París tiene pequeños rincones casi secretos que no salen en todas las guías. Y eso es lo que me propuse descubrir en mi última visita (y que tuvieron que sufrir mis compañeros de viaje), esas pequeñas joyas que pasan desaparcibidas, incluso para muchos locales.

¿Quieres descubrir cuáles son los 7 ríncones secretos de París? El orden es aleatorio, no por su importancia.

  1.  Reloj de Dalí
    Si te gusta el artista catalán, es muy posible que hayas visitado el Espacio Dalí en Montmartre. Sin embargo, en una de las calles cercanas a la Sorbona se esconde este pequeño reloj de sol, que nada tiene que ver con la imagen de la persistencia de la memoria. Concretamente está en 27 Rue Sant Jacques.

    Reloj dalí

    ¿Qué ves tú en este reloj de Dalí?

  2. Hotel de Sully
    En tu paseo por Marais llegarás sin duda a la Place Des Vosges, la primera plaza planeada de París. Antes de las guerras napoleónicas se llamaba Plaza Royal, cuando Vosges fueron la primera región en pagar impuestos. En una de las esquinas de la plaza hay una puerta «secreta», que lleva a los jardines del Hotel de Sully, un precioso jardín interior abierto al público en el que poder desconectar un poco en el «París de verdad»
  3. Promenade planté
    ¿Te imaginas poder ver París desde las alturas a la vez que recorres una vía peatonal verde? Eso es precisamente la promenade planté (o paseo plantado), un paseo elevado que recorre los 4.7km que separan la Opera de la Bastilla hasta el barrio periférico de Puerta de Montempoivre. ¡Una delicia para un domingo por la mañana, aunque no se permiten bicis ni perros. El acceso está aquí y en esta página web (en inglés) encontraréis más información y fotos
  4. Terraza del Instituto Mundo Árabe
    Al sur de Notre Dame se encuentra uno de los mejores miradores gratuitos de París. Aunque el edificio del Instituto del Mundo Árabe no destaca demasiado en su exterior, dispone de una terraza con una gran vista de la catedral gótica. La subida a la azotea es gratuita, no así algunas de las exposiciones del Instituto.Está en 1 Rue des Fossés Saint-Bernard , en la orilla izquierda del Sena
  5. La Mezquita de París
    Dicen que viajar es abrir tu mente a otras culturas, y eso también lo puedes hacer en París visitando la Mezquita de París. Si no fuera porque se encuentra a pocos metros del Sena, viéndola por dentro dirías que estás en cualquier país musulmán. Se construyó en 1922 para agradecer el desempeño de los países de África del Norte y hoy en día es el centro de culto musulmán más grande de Francia, un país dónde el 6% de su población profesa esta religión. ¡Según dicen, aquí pueds probar uno de los mejores tés de la ciudad! Está en 2 bis Place du Puits de l’Ermite y se puede visitar pagando la entrada de 2€, todos los días excepto los viernes.
  6. Galerie Vivienne
    Oculta en una callecita detrás del Palai Royal se encuentra una de las galerías más emblemáticas de París, con un precioso techo acristalado y suelo decorado con mosaicos de colores. Apunta en tu gps la dirección 4 rue des Petits-Champs

    galerie vivienne

    Precioso pasaje cubierto de la Galerie Vivienne

  7. Passage Dauphine
    Este pequeño y tranquilo pasaje, situado muy cerquita de la île de la cité, es uno de los menos conocidos de París. En su interior hay un patio decorado con flores y una chocolatería ideal para foodies: L’Hore Gourmande. Sitúalo aquí

    passage dauphine

    Las sillas de l’Heure Gourmande en Passage Dauphine

Un extra

Por si te has quedado con ganas de más París secreto, te dejo un último rincón, la Rue des Thermophyles. Se encuentra un poco lejos del centro (por eso no pudimos ir), aunque está cerca de las Catacumbas. Algunos lo definen como un paraíso en París gracias a sus calles empedradas y edificios con flores en la fachada y sin duda es para muchos bloggers su calle favorita en París. ¡Queda apuntado para la próxima! Se puede llegar en metro a la parada Pernety y desde allí andar un poco hasta la Rue des Thermophyles.

La foto es del blog Et si on se promenait, que le dedica una larga entrada a este rincón tan peculiar de la capital francesa.

Rue des Thermopyles

¿Cuál es tu rincón secreto de París?

Si ya has estado en París, ¿has encontrado algún rincón fuera del circuito turístico que te gustaría compartir? ¡Déjanos un comentario!

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

2 Respuestas

  1. Estefania

    ¡Buena entrada! Cómo olvidar los tes en la terraza de la mezquita….era mi pasatiempo preferido en las tardes del año que viví allí 🙂

    Sin lugar a dudas, mi pequeño rincón escondido y favorito de la ciudad es uno de los jardines urbanos colectivos, gestionado y cuidado por los propios vecinos, al pie de una vía de tren en desuso. Como es una pequeña joya, solo puedo dar la pista que el metro más cercano es Porte de Clignancourt…, ahora solo queda buscarlo y descubrirlo! En el 2012 era abierto al público, no se si aun sigue siendo así. Por aquí alguna foto: https://www.flickr.com/photos/estefaniabedmar/9300463530/

    Responder
    • Sara

      ¡Qué sitio más chulo! Habrá que buscarlo para la ampliar la lista de rincones secretos en la próxima visita!:) ¡Gracias Estefania!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.