31 de diciembre. Cada año por estas fechas me gusta hacer un repaso de cómo ha ido el año, para así recordar todo lo que tengo que agradecer. Preparando esta entrada me he dado cuenta de que en este 2015 he aprendido muchas cosas, y en el fondo de eso se trata la vida, de aprender constantemente.

Seguro que habrás oído muchas veces eso de que viajar es la mejor universidad y que hay muchas cosas que no las aprenderías de otra forma. Sin olvidarnos de todo lo que aprendes teniendo un blog: diseño web, maquetación, seo y sobretodo, a pelearte con wordpress, pero eso es otro tema…

Como estoy totalmente de acuerdo con lo de que viajando se aprende, el review de este año se lo dedico a lo aprendido en los viajes, que por suerte, y cómo puedes ver en este mapa, no han sido pocos 🙂

Empezamos pues, con la sección “Viajando aprendí que…” (completa la frase). Aunque no ha sido fácil, cada ciudad tiene su selección de imágenes (máximo 5) para ilustrarlo.

En Londres

  • Que las famílias hacen cola para entrar a un museo un domingo por la mañana
  • Que la cultura debería ser gratuita
  • Que las momias no dan miedo (sólo las de algunos partidos políticos)

 

En Budapest

  • Que el frío no importa si estás en un baño termal exterior
  • Que es posible no pagar la subida a la torre de la catedral haciéndose el tonto
  • Que la noche mejora algunas ciudades

En Doha

  • Que las dunas se pueden tragar un jeep
  • Que el petróleo lo regalan
  • Que la hospitalidad musulmana es muy grande

 

En Nepal

  • Que la naturaleza es caprichosa, y es posible que se empeñe en que no veamos las montañas. ¡Pokhara, tenemos que hablar!
  • Que quien menos tiene es quién más te da, y de repente te encuentras invitado a una especie de comunión en tu primera noche en Bhaktapur.
  • Que los monos que viven en los templos son un poco cabrones
  • Que las banderas de oración dan una paz a todo el recinto

 

En India

  • Que los viajes interminables en tren pueden ser el motivo de viaje en sí mismos
  • Que con una sonrisa la gente se entiende, ¡y hasta te comparte su desayuno!
  • Que a todos los seres humanos nos preocupa nuestra familia por encima de todo.
  • Que reservar los trenes con antelación en un país extranjero es altamente recomendable, y aún así es posible que acabes subiendo al tren a punta de fusil.
  • Que te puedes pasar la tarde en una tienda de alfombras de Agra conversando sobre espiritualidad
  • Que todo pasa, incluso la lluvia

 

 

En Puente de Montañana

  • Que no hace falta irse demasiado lejos para encontrar lugares espectaculares.
  • Que los miedos se pueden vencer con un paso adelante.
  • Que siempre hay que llevar un bañador en la mochila, por si acaso.

En Cerdeña

  • Que una tienda de campaña puede pasar como equipaje de mano.
  • Que el free camping, aunque esté teóricamente prohibido, es lo mejor que puedes hacer cuando estás de viaje.
  • Que no puedo ir a un destino de playa y no bañarme, aunque el agua esté helada y haga viento.

De Interrail

  • Que todo lo que necesitas cabe en una mochila de 20L
  • Que no es tan dificil dormir en un tren
  • Que viajar con tu pareja 24/7 es una de las mejores cosas que puedes hacer. Por si tienes dudas, en este artículo de Coaching Viajero te desmontan los 10 mitos de viajar en pareja ¡Almenos será el mejor cojín que puedas encontrar! (entre otras cosas, claro) 😉

Dado que nuestro interrail pasó por varios paises, hago un nivel más porque en cada uno de ellos aprendimos cosas.

En Frankfurt

  • Que las ciudades no son tan frías como te quieren hacer creer
  • Que los mercados son una fuente de degustación gratuita
  • Que cocinar con tu host puede ser muy divertido

En Praga

  • Que siempre hay lugar para la aventura
  • Que los barrios “pintorescos” no siempre merecen una excursión
  • Que en Europa tenemos mucha suerte por tener tantos monumentos, brutal ver las parejas de novios haciendo cola en el puente de Carlos V
  • Que el traductor de Google via foto te puede servir para entender una carta de un restaurante escrita sólo en checo.

En Belgrado

  • Que es una de las ciudades que más veces ha sido bombardeada
  • Que las apariencias engañan, y hasta el más colgado es buena persona.
  • Que la guerra afecta a los inocentes.
  • Que el exterior de una iglesia puede no tener nada que ver con su interior.

En Montenegro

  • Que el comunismo tuvo cosas buenas
  • Que lo mejor de un ciudad es su gente, Podgorica no habría sido lo mismo sin Marko.
  • Que los mejores sitios son aquellos que casi te pierdes, por ejemplo Perast.

En Dubrovnik (Croacia)

En Sarajevo (Bosnia Hercegovina)

  • Que aunque las heridas de la guerra aún están abiertas, la gente lo cuenta tranquilamente.
  • Que el Burek es lo mejor que puedes comer (¡y además barato)
  • Que las plazas todavía sirven como lugar de encuentro y diversión, lejos de las redes sociales.
  • Que los espacios naturales deberían mantenerse sin chiringuitos.

En Zagreb,

De la mano de Iva de Secret Zagreb, descubrimos un montón de cosas gracias a su tour

  • Que la iglesia siempre ha actuado en su propio beneficio, y un claro ejemplo es que se construyeron la muralla de la ciudad alrededor de la catedral.
  • Que no debes hacer caso cuando otros viajeros te digan “no vayas a esa ciudad, a mi no me gustó”. Zagreb fue una de las sorpresas del viaje.
  • Que las taquillas de las estaciones de tren son uno de los mejores inventos que podía haber para evitar ir cargados todo el día.

En Ljubljana

  • Que siempre hay que llevar algo de abrigo en la mochila, aunque sea un jersey viejo.
  • Que las ciudades con río tienen encanto
  • Que los barrios marginales merecen una oportunidad
  • Que se puede hacer Couchsurfing con bebés

En Venecia

  • Que los imprevistos ocurren, y por mucho que corras, no puedes luchar contra ellos.
  • Que viajar con mochila es una de las mejores cosas que puedes hacer, pues las maletas sólo traen problemas (¡y sinó, que se lo digan a los turistas que pasean la suya por Venecia)

En Fez (Marruecos)

  • Que la religión no es aquello que nos venden, sinó como lo viven las personas. Y no es un impedimento para cenar juntos.
  • Que para no ser molestado lo mejor es ser ciego, sordo y mudo (o simularlo)
  • Que estamos llenos de tonterías en relación a la comida. La carne servida directamente de la pieza colgando en la entrada del restaurante es una buena prueba.
  • Que uno de las mejores cosas que te puede ofrecer la naturaleza es un cielo completamente despejado y lleno de estrellas (¡es gratis!)
  • Que todo precio es regateable.

En Pekin

  • Que probar la comida local sin saber qué estás pidiendo puede no ser la mejor idea. Nosotros pensábamos que era pollo, pero era todo hueso
  • Que debes llevar un cartel con los sitios dónde quieres ir escritos en chino para evitar que te timen.
  • Que eso del bilingüismo es un cuento chino.
  • Que la carga de una bicicleta puede ser ilimitada.

 

En Siem Reap (Camboya)

  • Que pasar una noche en casa del conductor de tu Tuk Tuk te aporta muchísimas más cosas que ni la mejor suite del resort más caro puede competir con ello.
  • Que aunque busques salirte de la ruta, acabas yendo dónde todo el mundo.
  • Que el street food de 1$, cocinado sin garantías sanitarías, no tiene nada de malo. Es más, podrías vivir sólo a base de noodles y zumo de mango.
  • Que los transportes sirven para hablar con la gente y descubrir mil historias super interesantes.
  • Que el pueblo tiene en sus manos el poder para el cambio político, y éste se basa sobretodo en la educación.

 

Aunque he intentado ser breve, son tantas las cosas buenas que me han pasado este año que ganan por goleada a las malas, arrinconándolas en un rincón. ¡Qué 2016 sea tan bueno como el año que se va (o mejor)!

Todo esto ha pasado porque me decidí firmemente a cumplir el único propósito que me hice hace exactamente un año, el de ser feliz. Y parte de mi felicidad se basa en un único vicio: viajar. Porque aunque a veces podamos pensar que sale caro, las experiencias son de las pocas cosas que te acompañarán toda la vida, ya sea en forma de vídeos, fotografías o más fácil aún, recuerdos.

¿Y tú, qué has aprendido en 2015? ¿Y que quieres que pase en 2016?

Sobre El Autor

Infectada del virus viajero sin ganas de curarse. Fotógrafa que prefiere viajar sin equipaje. Sinceridad ante todo, escribo sobre experiencias vividas. ¿Te animas a seguirme en mis viajes?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.